Si hay dos épocas en el año que me encantan, esas son mi cumpleaños y la Navidad. Pero, definitivamente, que se celebren juntas no me hace amarlas más, sino todo lo contrario.

Si tú eres una de las personas que cumplen entre el 24 y el 25 de diciembre¡estos pequeños problemas te serán MUY conocidos! ¿Verdad?

No podrás hacer lo que quieres para celebrar tu cumpleaños

Las personas tienen sus propios planes familiares, pero además está todo cerrado. Así que si querías hacer algo… será muy difícil.

Tienes que esperar todo un año para recibir presentes

En cambio, si cumplirías otro día, esa espera se dividiría a la mitad.

Muchas personas olvidan tu cumpleaños

Emm… con tanta reunión, regalos y visitas, quizá se olviden de un pequeño detalle: ¡ES TU CUMPLEAÑOS!

Exiges dos regalos, ¡pero siempre tendrás uno!

En vez de dos por uno, tú recibes uno por dos. Repito, ¡NO ES JUSTO!

No tendrás una fiesta sorpresa de cumpleaños

¡Rayos!

Ni tampoco una celebración especial para tu festejo

Se celebra Navidad y de yapa tu cumpleaños.

Festejar tu cumple otro día de diciembre es imposible

Aunque quieras, es misión imposible. Es un momento muy difícil y movido como para juntar a tanta gente en un mismo lugar.

Si tienes hijos…

Tu cumpleaños será tan solo un recuerdo.

¿Lo bueno?

No tienes que pedirte el día libre por tu cumpleaños