UÑAS

Las uñas están íntimamente vinculadas al mundo de la cosmética. De esto no cabe la menor duda. Sin embargo, hay 12 curiosidades que seguramente no sabías de tus uñas, para que aprendas a apreciarlas y mimarlas aún más.

¿Cuál es la época del año en que más crecen las uñas? En verano, porque el aumento de la temperatura activa el riego sanguíneo y, por tanto, nutre mejor la uña.

¿Hay diferencia en el crecimiento de las uñas, entre hombres y mujeres? En los hombres crecen más rápido que en las mujeres; sólo durante el embarazo, las uñas de las mujeres crecen más rápido. También hay una diferencia en el crecimiento de las uñas entre los distintos dedos de las manos y los pies. Una uña de las manos tarda seis meses en crecer desde la raíz al borde libre.

¿Las uñas del pie tardan más en crecer? Las uñas de los dedos del pie crecen alrededor de 1milimetro al mes y tardan entre 12 y 18 meses en ser remplazadas totalmente. La presión del calzado hace que la uña tarde más en deslizarse hacia el borde libre. También se debe a que no las usamos tanto.

¿Las uñas crecen más cuando nos las mordemos? No, lo que ocurre es que al estar tan cortas es más evidente el crecimiento diario.

¿Qué indicaciones ofrece la uña sobre la salud de una persona? Si una persona padece dermatitis, ezemas, problemas renales, incluso alteración en el hígado, la uña puede presentar manchas oscuras. Sin embargo, hay un falso mito que culpabiliza a la falta de calcio si aparecen manchitas blancas, cuando sólo es debido a pequeños golpes que dañan la matriz de la uña.

¿Por qué se debilitan las uñas? Puede ser por falta de aminoácidos. Pero, normalmente, suele ser por falta de proteínas. En cambio, cuando se rompen, es por falta de agua (hidratación).

¿Por qué a veces se presentan estriadas y quebradizas? Puede deberse a falta de oligoelementos y minerales, ya que la composición de la uña es 90% de proteína, 5% de agua, 2,5% de azufre y 5% de lípidos. Evidentemente, cuando algún componente baja, la uña enferma.

¿Por qué envejecen las uñas? La uña está compuesta por células vivas y queratinizadas. Como la piel, constantemente se va renovando a través de la matriz. Con el paso de los años, las células vivas son más escasas y la uña se renueva más lentamente. Envejecen de la misma manera que nuestro cabello, pero si se hidratan y tratan bien, retrasaremos su envejecimiento.

¿Se puede tratar el envejecimiento de la uña? Sí, a través de proteínas, ya que desempeñan un papel fundamental en todos los procesos biológicos. Uno de ellos es el crecimiento de las uñas controlado por aminoácidos, por ejemplo, la miotonina, un aminoácido esencial con azufre que el cuerpo emplea para potenciar el crecimiento saludable de pelo, piel y uñas.

¿Es bueno quitar la cutícula, o no? La cutícula es necesaria para evitar la entrada de gérmenes en la raíz de la uña y, además, la responsable de mantener la matriz hidratada. Por tanto, no debemos cortarla: hay que retirarla pegada sobre la uña, retirándola hacia atrás, pero nunca cortarla.

¿Es recomendable llevarlas siempre esmaltadas? Sí, pero con dos condiciones: la preparación de la uña debe ser exhaustiva desde la hidratación hasta la nutrición y protección. Es importantísimo con qué esmalte tratemos la uña, por ejemplo, que en la fórmula del color encontremos ácido mercaptopropionico, responsable del transporte de hidrógeno y de la creación de queratina. También podemos esmaltarla con una base coat, que equilibra el PH. De este modo, podemos llevar las uñas esmaltadas a la vez que tratadas.

¿Cómo hacer para que el esmalte de uñas dure más tiempo? No debemos exponerlo a cambios bruscos de temperatura y hay que limpiar con asiduidad el bote donde se depositan los restos del pincel, cuando lo aplicamos en nuestras uñas. Tampoco hace falta meterlo en el congelador; basta con que sea una fórmula adherente a la uña como, por ejemplo, los prosilanoles, capaces de fijarse a ella y unificar la superficie, de tal manera que la uña quede perfecta.