El cantante español ha iniciado su espectacular gira acústica en el mítico Carnegie Hall de Nueva York, la sala de conciertos más famosa del mundo. Bisbal, estuvo en el escenario durante más de una hora y media interpretando sus mayores éxitos discográficos. En su repertorio no faltaron los temas Lloraré Las Penas, Ave María, Silencio, Dígale y Mi Princesa. Pero también, hubo un momento especial en el que el artista les brindó homenaje a legendarios compositores como Armando Manzanero, Joan Manuel Serrat, Alberto Cortés, María Grever y Alejandro Sanz.

“Esta noche me gustaría que me acompañarais en este viaje a través del tiempo y el amor, en el que es también un homenaje a nuestra cultura latina. Muchas gracias por compartirlo conmigo, aquí, en este maravilloso lugar en el corazón de Manhattan”, fueron las palabras con las que el cantante abrió el show.

El Tour Acústico de David Bisbal desembarcó ayer con todos los honores en Estados Unidos, después de triunfar durante el último año y medio en más de un centenar de actuaciones por los teatros y auditorios más importantes de Europa y América Latina, con su trabajo Una noche en el Teatro Real, por el que está nominado al Grammy latino al Mejor Álbum Vocal Pop Tradicional. El músico, que ya había actuado en la Gran Manzana en el año 2004, regresa a la ciudad de los rascacielos como uno de los grandes artistas latinos de la última década.