CURIOSIDADES

Los colores juegan un papel muy importante en nuestra vida diaria e influyen sobre las actividades que realizamos. Cada color tiene uno o varios efectos. Conviene prestar atención a lo que cada color significa porque se pueden utilizar con relación a las necesidades y a los objetivos de cada persona.

El Rojo​

El rojo es el color más vistoso y más vibrante. Tiene la capacidad de estimular la glándula suprarrenal y las neuronas. Este tono chillón es ideal para ir a pasear y realizar ejercicios, puesto que ofrece más energía y vitalidad para continuar. Sin embargo, conviene prestar atención, puesto que si es demasiado rojo puede aportar estrés, frustración e incluso cólera. Por otra parte, el rojo es el símbolo del amor y de la pasión, y no puede faltar en una cita romántica como en un encuentro íntimo de pareja. Los estudios han demostrado que un hombre se sentirá más atraído por una mujer que lleve un vestido rojo o una chaqueta roja. Si no te gusta este color, se puede al menos utilizar en los detalles, como por ejemplo, sobre los labios o con un accesorio en el pelo.

El amarillo

Este color nos recuerda la luz y el calor del sol, por eso el amarillo es un potente antidepresivo. Cuando se está en presencia de este tono, el cuerpo libera una sustancia química llamada serotonina, relacionada con la felicidad y con el buen ánimo. Ciertos estudios indican que este color ayuda al sistema nervioso a que se despierte más fácilmente y mejore la concentración. El amarillo es perfecto en la oficina o en las habitaciones donde queremos expresar las pulsiones creativas.

Por otro lado, en una habitación amarilla, los bebés no lloran tanto y ciertas personas con insomnio o impaciencia se verán más tranquilas y dormirán mejor. Para terminar, el amarillo es bueno para acelerar el metabolismo y se trata de un color muy frecuente en la comida.

El azul

Los estudios dicen que es el color ideal para que surja la creatividad en nuestro espíritu. Además, se ha demostrado que se trata de un color que tiene un efecto calmante. Sin embargo, una exposición demasiado prolongada al azul provoca depresión y tristeza. El azul es síntoma de frío, también de seriedad y de formalidad, por eso se utiliza en muchas empresas. El cerebro concibe el material del color azul como más ligero y por esta razón las mancuernas de los gimnasios utilizan este tono. No se trata de un color muy presente en la comida porque está relacionado con la toxicidad y, además, hace que se pierda el apetito.

¿Conocías la forma en que los colores afectan a tu cuerpo y espíritu? ¿Crees que todo esto es real? ¡Cuéntanos cuál es tu color favorito y por qué!