Hoy te proponemos aprender paso a paso cómo hacer una kokedama para decorar el interior de tu casa creando jardines flotantes e imprimiendo un estilo natural en el espacio. La kokodema es una técnica japonesa que permite a la planta vivir en una bola de musgos sin necesidad de ser trasplantada en macetas. Además se convierte en un accesorio de decoración realmente atractivo para tener plantas de interiores.

¿Qué se necesita? Una planta pequeña, tierra para macetas, tierra akadama o para bonsái, musgo seco, hojas de musgo, tijeras, hilo de algodón, guantes de jardinería y una jarra de agua.

Paso a paso:

1. Tomar la planta para interiores que elegiste y limpiar las raíces agitando ligeramente para eliminar todo rastro de suciedad que tuviera.

2. Colocar el musgo seco en una tina hasta que esté húmedo.

3. Tomar un puñado de musgo ya húmedo y envolverlo en las raíces de la planta. Apretar suavemente para eliminar el agua sobrante.

4. Con un hilo de algodón, envolver varias veces alrededor de la raíz de la planta con el musgo formando una bola y asegurándolo bien.

5. Mezclar la tierra para macetas con la akadama o tierra para bonsai, añadiendo un poco de agua. Combinar con las manos e ir añadiendo cantidades pequeñas de barro hasta formar una bola que no se destruya.

6. Dividir en dos la bola de barro y colocar en medio de ambas partes las raíces de la planta envuelta en musgo húmedo.

7. Volver a unir la bola y trabajarla con las manos hasta que esté nuevamente unificada por completo. Ten en cuenta que las raíces deben mantenerse completamente dentro.

8. Luego lavarse las manos y tomar un puñado de hojas de musgo para cubrir por completo la bola de barro.

9. Finalmente, puedes colocarla en un plato estilo vintage para una decoración más atractiva o envolverla con hilos (pueden ser de colores) para colgarla con ayuda de un gancho sujeto al techo.