Truman Capote, uno de los principales exponentes de la crónica policial norteamericana y reconocido por su novela A Sangre Fría, es también el autor de Desayuno en Tiffany’s, que publicó en 1959.

Sin embargo, esta obra se hizo mundialmente conocida a través de su adaptación cinematográfica en 1961, que contó con la participación de Audrey Hepburn como protagonista femenina, y la inolvidable canción Moon River en la banda de sonido.

La historia gira en torno a las memorias de un joven escritor que vive en Nueva York y entabla relación con una excéntrica joven llamada Holly Golightly. El narrador permanece anónimo. Solo la protagonista le otorga el nombre ficticio de Fred, y pronto su vínculo se afianza en una relación de amistad y afecto. Holly es una chica provinciana, que sueña con casarse con un hombre rico. Mientras tanto lleva una vida desenfrenada y llena de excesos.

Para la película, se suavizaron ciertas características de los personajes, como su relación con las drogas y el tinte bisexual del Holly.

El libro además, cuenta con tres cuentos breves: La Casa de las Flores, Una Guitarra de Diamantes y Recuerdo Navideño, que reflejan la calidad de Capote como narrador.