irlanda
¿Cansado de la playa? ¿Harto de la montaña? Pues entonces Irlanda podría ser tu destino ideal. Leyendas vikingas, paisajes fascinantes, y la amabilidad que caracteriza a los irlandeses harán de tu viaje una experiencia única, que relatarás a todos tus amigos.

Burren, región del centro-oeste de Irlanda, surgió hace 340 millones de años en el fondo del mar. Sus formas impresionantes, el paisaje desconcertante que la define, sus curiosas atracciones, son prueba del misterio de su origen. Cuevas laberínticas, fortalezas atemorizantes y tumbas neolíticas cruzan toda la ciudad, dejando perplejos a todos los turistas que se acercan a conocerlas.

Cuenta la historia que el gigante Finn MacCool armó lo que hoy conocemos como Giant’s Causeway como un camino hacia Escocia, donde habitaba un gigante enemigo. Increíbles columnas de basalto se extienden desde los acantilados de la meseta de Antrim hasta el mar en un paisaje inolvidable, que se grabará en tu retina para siempre. Los científicos han explicado que la curiosa formación podría deberse a erupciones volcánicas y lava fría, pero nosotros preferimos creer la historia del gigante.

La movida citadina se encuentra entre la moderna Dublin al sur y la nocturna Belfast al norte. Al sur, la ciudad vikinga de Waterford te sorprenderá con su curiosa fábrica de cristal y su emocionante festival de ópera. Kilkenny, otra ciudad del sur, cuenta con un importante festival de comedia y, como su compañera Waterford, es de estilo medieval: ambas ciudades dotadas de magia, en las que la cultura vikinga te llenará de recuerdos insuperables.