La magnitud del terremoto que en 1995 asoló la ciudad japonesa de Kobe, y que se cobró más de cinco mil vidas, inspiró a Haruki Murakami seis impactantes relatos que transcurren poco después de la tragedia.

Un comercial de equipos de sonido al que su mujer abandona abruptamente tras el sismo, una adolescente huida de su casa, un chofer que trata de mitigar la misteriosa melancolía que consume a una mujer, un joven huérfano cuya existencia da un giro al descubrir parte de su pasado, un modesto empleado de banco a quien una rana gigantesca le pide ayuda para salvar a Tokio de un segundo terremoto, y un escritor con dificultades para escribir su propia vida son los protagonistas de los seis cuentos que componen el volumen.

El protagonista omnipresente, sin embargo, es el propio sismo, que irrumpe sutil o significativamente en las vidas de aquellos que sobrevivieron al apocalipsis.

Sólo Murakami podía transmitir en Después del terremoto tantas verdades sobre la compasión, el coraje y el sufrimiento humano.