En todas las culturas por lo general existen comidas livianas (bocaditos) que se sirven fuera de los horarios principales, con diferentes objetivos, ya sea como aperitivos o snacks para saciar el hambre momentáneamente, como las tapas en España o las picadas en Argentina.

El Dim Sum es una comida similar: son bocaditos típicos de la cocina china que suelen servirse con té, ya sea en la mañana o a la tarde. Consisten en masas con muy variadas combinaciones de carnes, mariscos y vegetales, por lo general cocidos al vapor o fritos.

Las empanaditas chinas o arrolladitos primavera son una de las más típicas preparaciones que se sirven en el Dim Sum, pero también hay otras, como los bocaditos Siu Mix que se hacen con masa won ton y se rellenan con carne de cerdo, langostinos y verduras.

En la mayoría de los países de Latinoamérica existen barrios chinos, llenos de restaurantes y negocios que venden productos típicos. Allí, puedes probar el Dim Sum, además de otras delicias de la gastronomía de oriente.