Hoy en día resulta difícil acabar la jornada sin haber mirado en ningún momento nuestro smartphone y haber consultado algunas de nuestras apps favoritas, bien sea para ver las noticias, el clima o comunicarnos a través de las redes sociales.

Los tiempos cambian y también el mundo de la belleza, que ha conseguido hacerse un hueco en el complejo mundo de las aplicaciones móviles pudiendo encontrar en ellas todo un nuevo camino de inspiración y consejos con solo deslizar un dedo. Por eso, armamos esta lista para que te bajes las mejores apps de belleza y puedas estar divina a cualquier hora.

Glamzy

Es probablemente una de las aplicaciones más conocidas dentro del mundo de la belleza. Su secreto es muy simple: a partir de un boceto te permitirá recrear cualquier look que se te ocurra, pudiendo utilizar todas las tonalidades originales de marcas como MAC. Lo único que tienes que hacer elegir tu tipo de rostro y el maquillaje que quieras recrear. A partir de ahí entra en juego tu imaginación y creatividad.

Mary Kay

La firma estadounidense Mary Kay quiere ir más allá y no solo se conforma con mostrarte sus últimas novedades en tu teléfono sino que también permite capturar una foto tuya y trabajar sobre ella aplicando maquillajes y distintos peinados para que puedas ver el efecto que causarían en tu look.

Cosmetifique

Esta app es indispensable para cualquier amante de la cosmética. Se trata de una aplicación que ordena tus cosméticos según la inocuidad o peligrosidad de sus componentes. Se basa en los estándares de la INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients) y tras introducir el producto o los ingredientes, la aplicación clasificará el grado de inocuidad del cosmético.

Beauty Products Review

Otro básico de las aplicaciones cosméticas. Es una excelente base de datos con más de 45.000 productos donde cada usuaria puede dejar su opinión acerca del cosmético, así como darle una determinada puntuación, de forma que puedes consultar los productos mejor valorados y saber sus pros y contras de una forma sencilla. Eso sí, solo en inglés.