La quinta versión de la serie Duro de Matar, con Bruce Willis como el invencible inspector John McClane, encabeza la taquilla cinematográfica en Estados Unidos y Canadá.

A Good Day to Die Hard (Un buen día para morir) recaudó 24,8 millones de dólares entre el viernes y el lunes, 25 años después de que la primera película sobre el duro policía de Nueva York irrumpiera en la gran pantalla, informó el sitio Exhibitor Relations.

En esta entrega, McClane debe viajar a Rusia para ayudar a su hijo, que ya es adulto y se encuentra en problemas.

Willis, de 57 años, confirmó la semana pasada en una entrevista con el programa One Show de la cadena BBC, que se rodará una sexta entrega del exitoso film.