Eco travel

Empezamos por reciclar en casa, luego a comer alimentos eco y ahora cambiamos nuestros productos de belleza favoritos por la cosmética bío. Si intentamos contaminar lo menos posible en nuestro día a día, por qué no hacerlo también cuando viajamos.

Hoteles y destinos se reinventan para generar un impacto medioambiental menor, para ser más sostenibles y para favorecer el entorno de los maravillosos parajes en los que muchos de ellos se encuentran. En esta nota, te presentamos cuatro eco-hoteles de lujo donde tu huella sólo quedará en los paseos que des por sus increíbles alrededores.

Aguas de Ibiza (Ibiza, España)

Es el primer eco-hotel español de lujo y ha logrado hacerse un hueco en la paradisíaca isla del placer, la diversión y el derroche. Parece que en Ibiza la gente también se preocupa por preservar la riqueza natural y muchos turistas se inclinan por esta opción. Algunos de sus servicios sostenibles son la instalación de un sistema de cortinas que se cierran automáticamente para evitar el calor en la habitación y el climatizado mientras el huésped no está; la creación de un doble circuito de agua sanitaria para su reutilización en el saneamiento, que de otro modo se desecharía; y la utilización de luminarias de bajo consumo en todo el hotel.

Douro 41 (Castelo de Pavia, Portugal)

Volcado sobre la vereda portuguesa del Duero y rodeado de viñedos, este hotel, proyectado por Pedro Serodio, sigue las más exigentes políticas medioambientales. Por ejemplo, para disminuir su impacto en el entorno y, de paso, refrescar las estancias de una forma natural, se optó por ajardinar los techos y tapizar las estructuras con plantas trepadoras. El efecto camuflaje que se consiguió es espectacular y hace que el hotel quede integrado dentro de su enclave.

Lake Manyara Tree Lodge (Lago Manyara, Tanzania)

Este peculiar lodgeconstruido en las copas de los árboles, cuenta con sólo diez suites con increíbles vistas sobre el valle y el lago Manyara. Fue premiado varias veces con el galardón de los World Travel Awards (los Oscar del turismo verde), por sus proyectos de apoyo a las comunidades vecinas, a las que destina parte de los recursos obtenidos. Lo más interesante, es que uno de los objetivos del hotel es crear conciencia en sus huéspedes sobre la importancia de la conservación del medio ambiente y para ello realizan varias actividades de interés en las que se puede participar.

Hacienda Santa Rosa (Santa Rosa, México)

Situado en el corazón del México Maya, esta hacienda se ha convertido en uno de los rincones más deseados de Latinoamérica. Allí se puede disfrutar de una atmósfera de lujo en un entorno privilegiado. Sus acciones de sustentabilidad van desde haber diseñado una iluminación nocturna basada en velas, antorchas y hogueras hasta excursiones ecofriendly en bici y a pie por la región de Yucatán. Descubrir así una zona tan rica como ésta no tiene precio.