Ekaterina Rybolovleva, hija del millonario empresario ruso Dmitry Rybolovlev, adquirió recientemente -obvio, con la plata de papá- el apartamento más caro de la historia inmobiliaria de Nueva York. 88 millones de dólares es lo que ha tenido que pagar el magnate ruso por la propiedad situada en el prestigioso edificio 15 Central Park West.

La residencia dispone de 630 metros cuadrados y unas vistas increíbles al famoso Central Park. Además, cuenta con diez habitaciones, cuatro dormitorios, una terraza y dos hogares con chimenea.

La afortunada propietaria de este sorprendente piso tiene tan solo veintidós años. Y aunque ha pasado la mayor parte de su vida en Suiza y Mónaco, actualmente se encuentra estudiando en una prestigiosa universidad de la ciudad, por lo que necesitaba un albergue para vivir.

No te pierdas hoy a las 19 un nuevo episodio de The Renovators. Esta vez, los participantes, dividido en equipos de tres, deberán renovar una habitación en base a un auto capturado por una grúa, incorporando lo máximo posible del auto en su diseño.