La casa de lencería estadounidense presentó su nueva colección en el hotel Lexington de Nueva York. Como todos los años, el exclusivo desfile invadió de sensualidad la pasarela. Pero por ahora solo nos tenemos que conformar con las imágenes, pues recién el 4 de diciembre se hará público el video completo.

Este año los ángeles de Victoria’s Secret estuvieron acompañados por la música de Rihanna, Justin Bieber y Bruno Mars. El desfile se dividió en seis partes temáticas llenas de glamour, sensualidad y colorido.

La primera en saltar a la pasarela fue Adriana Lima con un diseño inspirado en el mundo del circo. Su espléndido cuerpo fue la sorpresa de la noche, teniendo en cuenta que apenas pasaron dos meses desde que dio a luz a su segundo hijo.

La segunda parte, bajo el título Dangerous Liaisons, daba paso a las actuaciones en directo, siendo Rihanna la primera en abrir fuego con su nuevo tema, Diamons, sin duda, de lo más apropiado para la ocasión. Los corsés, la combinación negro y blanco y la inspiración en el can-can fueron la temática de esta parte. Los encajes, las medias con ligueros y los aires parisinos de épocas pasadas se subieron a la pasarela en este momento del desfile, uno de los más glamorosos de la noche.

Tras Rihanna, llegó el turno de Bruno Mars. El cantante puso música a los diseños de estética pin-up inspirada en los calendarios. Así, las modelos representaron bajo el título Calendar Girls, fechas muy señaladas como la Navidad, la llegada del Nuevo Año, Halloween, Acción de Gracias o el 4 de julio entre otros. Este último fue el momento más patriótico del desfile con un diseño en el que no faltó la bandera americana.

A continuación, Justin Bieber se adueñó de la pasarela en la cuarta parte del desfile, de título Pink is Us. Los angelitos más jóvenes exhibieron diseños juveniles e inocentes en tonos rosados, celestes y amarillos pasteles. Incluso, hubo tiempo para recordar la preparatoria con un conjunto que evocaba a las animadoras. En naranja y azul y con alas en forma de pompones, la alegría llegaba a la pasarela con estos divertidos modelos.

La quinta parte, Silver Screen Angels, dejó ver los diseños más elegantes del desfile. Rememorando la época dorada de Hollywood, con Bruno Mars acompañado de un piano de cola y una orquesta de cuerda, las modelos llenaron la pasarela de plumas y aplicaciones de cristales Swarovski. La gran estrella de esta parte fue Miranda Kerr, que se dejó ver con un impresionante diseño en blanco y negro, de encaje y unas espectaculares alas de plumas.

La naturaleza llegó de la mano de la sexta parte, Angels in Bloom. Los detalles florales, las mariposas, los verdes, rosas y rojos inundaron los diseños que parecían trasladar a la primavera. Quien se encargó de cerrar este momento fue Alessandra Ambrosio y su sujetador de casi 2 millones de euros, de nombre Floral Fantasy Bra. Adornada con alas en forma de flor, la modelo brasileña fue de las más espectaculares del desfile.