Visto durante los desfiles de Prada para la primavera-verano de 2013, el flequillo corto intenta convencernos de su legitimidad.

Hace un tiempo, igualmente, que este tipo de flequillo ha conquistado a varias mujeres. Aunque conserva su extravagancia y parece ser solo apto para pasarelas, la calle también lo acepta.

Sin embargo, algunas lo consideran muy poco atractivo, pues su tamaño es ridículamente corto y es poco favorecedor para la frente. Además, a veces es tan desprolijo que parece cortado por un inexperto.

Pero los grandes estilistas lo defienden a rajatabla y aseguran que el micro flequillo es una opción ideal para rejuvenecer un corte y darle muchísima personalidad. La tendencia indica que quedan buenísimos con cabello liso y largo. Eso sí, hay que llevarlo con muchísima actitud.

¿Tú qué opinas?