viajes (Lun 2)

Hoy vamos a formar con 7 lugares increíbles un precioso arco iris viajero que nos llevará a Tailandia, Marruecos, Australia, China, Cancún, Toronto y Provenza, en Francia. ¿Has pensado alguna vez elegir tu próximo destino en función de los colores? ¡Ahora es posible!

Rojo: Templo Doi Suthep

El templo budista de Doi Suthep se encuentra en la provincia de Chiang Mai, muy cerca de la ciudad tailandesa del mismo nombre. Su historia es bonita, pues dicen que se construyó en lo alto de una colina por ser el lugar elegido por un elefante blanco para morir cuando llevaba encima una reliquia de Buda. Es por eso que son más de 300 los escalones que separan el inicio del camino del templo, aunque una vez que los subes te olvidas de lo difícil que ha sido.

Naranja: Medina de Marrakech

Pasear por la Medina de Marrakech es retroceder en el tiempo, volver a otra época que no imaginabas que existiera. O por lo menos así lo describen algunos de sus visitantes. Esta medina es la más grande del mundo y, aunque suene raro, es Patrimonio de la Humanidad desde 1985. 

Amarillo: Parque Nacional Nambung

Es increíble lo que la naturaleza puede hacer por sí sola. El desierto de los Pináculos, dentro del Parque Nacional Nambung, en Australia, está plagado de curiosas formaciones rocosas que parecen talladas a mano. Pero no, una vez más es obra de la erosión y del tiempo, que hacen lo que quieren por donde pasan. ¡Por cierto!, los canguros andan sueltos por el parque así que es bastante normal encontrárselos de paseo, sobre todo al atardecer.

Verde: Arrozales de Jinkeng

En países como China, Vietnam o Camboya es muy típico encontrar paisajes como este: los arrozales. En este caso, los arrozales de Jinkeng son el verde del arco iris. Están cerca de la ciudad china de Yanghsuo, una zona cuya principal fuente de ingreso es esta, las plantaciones de arroz. Además, turísticamente hablando estos arrozales son vírgenes y no están tan masificados como los de Longsheng, los más conocidos del país.

Azul: Playas de Cancún

No podía ser otro azul que el del agua cristalina, y no podía ser otra playa que alguna de Cancún, en México. ¿Quién no ha soñado con relajarse durante horas en un sitio así? Las playas de Cancún son únicas en el mundo y cada año reciben a miles de personas en busca de paz y sol, que es lo que prima en un lugar así.

Añil: Skyline de Toronto

Con la torre CN presidiendo, el paisaje urbano de Toronto es verdaderamente impresionante y se ha ganado el color añil del arco iris. Toronto es la capital de la provincia Ontario (Canadá). Según dicen es una de las mejores ciudades en cuanto a calidad de vida se refiere, siendo una de las urbes más seguras de América. Visualmente es una ciudad contemporánea, llena de grandes edificios y Art Decó. Un paraíso moderno para todos los viajeros.

Violeta: Campos de lavanda de la Provenza

Estos campos de lavanda se encuentran cerca de la ciudad de Bonnieux (Francia), en la Provenza. La zona es mundialmente conocida porque a mediados de junio el olor a lavanda y el color invaden sus campos. De hecho, existen varias rutas que te llevan a visitar los mejores campos de lavanda y todo lo que se hace con esta planta tras su recolección. Sin duda, no había forma más agradable de terminar nuestro arco iris.

¿Conoces algún otro lugar con los colores del arcoíris? ¡Cuéntanos!