SPA

Aunque la época de fiestas es sin duda una de los mejores momentos del año, también puede ser la temporada de mayor estrés para nosotras. Con el año 2014 ya finalizado, lo único que queremos es olvidar el periodo que se va y recibir el nuevo año con los brazos abiertos y esperanzadas de que lo mejor está por venir.

En este trajín nos olvidamos de nosotras mismas así que es el momento de dedicar algo de tiempo a para ti y la mejor forma de retribuirle al cuerpo toda la entrega y trabajo que invertimos el año que se va es en un SPA.

Sin embargo, visitar estos centros especializados a veces no suele ser tan accesible, por lo que activar la imaginación suele ser la mejor opción. Es por eso que te damos una exquisita receta, al mejor estilo de un Spa profesional, para que nutras y consientas toda tu piel con este tratamiento, sin salir de casa.

Tratamiento a base de yogurt y miel

Ingredientes para la mascarilla: 3 cucharadas de miel, una taza de yogurt natural, 1 cucharada de Arcilla blanca, 1/2 taza de agua, un recipiente para mezclar.

Procedimiento: Calienta la media taza de agua y agrega las 3 cucharadas de miel hasta disolver. Luego, en el recipiente coloca la arcilla y agrega la mezcla de agua con miel hasta lograr una consistencia espesa. Por último, añade el yogurt y mezcla hasta obtener una crema.

Prepara tu baño

Para el siguiente paso del tratamiento de spa, debes llenar tu bañera con agua tibia y colocarle unas gotas de la esencia de tu preferencia (lavanda, frutos, almendras). Para mejorar el ambiente pon música de tu preferencia y velas aromáticas.

Aplica el tratamiento

  •  Humedece tu cuerpo antes de entrar a la bañera utilizando tus manos o una toalla.
  • Coloca la mascarilla por todo tu cuerpo. Tómate tu tiempo en cada área y masajéalas con suavidad.
  •  Entra en la bañera y relájate por aproximadamente 15 minutos.
  •  Remueve la mascarilla antes de salir.

Este tratamiento de SPA casero tiene varios beneficios: a. bajo costo, porque consiste en realizarlo con 3 ingredientes caseros; b. nutre la piel, brindándole suavidad y tonificación; c. Previene las arrugas; d. Te relaja y brinda una sensación de confort.

Son muchos los beneficios que este tratamiento puede traer para ti. Los nutrientes contenidos en el yogurt tonifican la piel, manteniéndola suave y con una apariencia fresca. Por otro lado, la miel tiene un alto contenido de vitaminas y antioxidantes que le dan la capacidad a la piel de regenerarse de manera rápida y eficaz.

Que este SPA casero te ayude a comenzar hermosa y llena de energía el año nuevo que comienza.