La vida es corta y lo mejor que debemos hacer es crear hábitos que nos ayuden a vivir tranquila, en paz contigo misma y los demás.  Las costumbres que puedes adaptar a tu vida son muchísimas, aquí algunas ideas que te ayudarán a encontrar la tranquilidad y paz que tanto añoras en tu vida.

Tú primero

El trabajo y lo que haces para ganarte la vida es importante. Sin embargo, es esencial que pienses en ti primero. Está bien que de vez en cuando dediques unas horas de tu tiempo libre a atender asuntos relacionados al trabajo pero procura que no sea una costumbre. Saca tiempo para la lectura, hacer ejercicios o tomarte una copa con tus amigos.

Meditar

Hay muchas actividades que puedes hacer que te ayudarán a meditar y buscar un momento de relajación. Siéntate frente a la playa a leer un libro, visita un parque con tu mascota, practica yoga o haz alguna actividad que te guste como lo sea cocinar, tomar fotos, escuchar música o jardinería. Estarás en contacto contigo y con la naturaleza.

Enciende velas

Con mucho cuidado enciende velas en tu habitación y en tu casa. En vez de alumbrar tu espacio con la luz artificial, usa las velas para lograr un ambiente oscuro y relajado. Verás que el feeling en tu cuarto cambiará.

Elimina a las personas negativas de tu vida

Detén la interacción con personas que no son una influencia positiva en tu vida y no te disculpes por ello. No tienes la obligación de hacer otras personas sentirse bien en el nombre de tu salud mental. Ten a tu lado a personas que aporten a tu crecimiento intelectual y espiritual. ¿Suena bien, no?

Adopta hábitos saludables

Reemplaza tu café diario con agua caliente con limón y miel. Es relajante y te traerá excelentes beneficios para tu salud. Es mucho más barato y una alternativa natural al cafecito mañanero.