ENRIQUE

El carismático Enrique Iglesias nunca ha tenido problemas a la hora de hablar abiertamente sobre su esculpido físico, pero aun así resulta sorprendente que el artista asegure que se presentará en la londinense plaza de Trafalgar totalmente desprovisto de ropa si la selección española vuelve a hacerse con la victoria en el Mundial de fútbol que se disputará este verano en Brasil.

“¿Sabes lo que te digo? Que yo voy a hacer lo mismo si España se lleva este año el Mundial. Me voy a desnudar y a subirme en ese gallo azul (la escultura temporal que preside uno de los podios de la famosa plaza) para celebrar el triunfo”, le confesó Enrique al humorista Alan Carr durante una entrevista en la cadena británica Channel 4, cuando el presentador compartió su deseo de desnudarse en público si Inglaterra se llevaba el trofeo.

Aunque tan surrealista apuesta se enmarca evidentemente en el tono bromista de la conversación, lo cierto es que el hijo de Julio iglesias ya hizo algo parecido en las playas de Miami durante el verano de 2010, cuando el equipo español consiguió el codiciado campeonato por primera vez en su historia.

De esta manera, el intérprete y algunos de sus amigos decidieron tomarse unas copas durante el histórico encuentro y, posteriormente, desafiaron la bajada de las temperaturas nocturnas con un agradable chapuzón en el que los bañadores destacaron por su ausencia.

“En principio, solo me atrevo a nadar desnudo en la playa en grandes ocasiones, como el día de Año Nuevo, cuando puedo emborracharme un poco con mis amigos y la costa está completamente desierta de madrugada. Hicimos algo similar cuando España ganó el Mundial de 2010, que fue un momento increíble para todos nosotros. La sensación de libertad que te da sumergirte en el agua sin ropa es genial, pero normalmente no me atrevo a hacer esas cosas”, revelaba el cantante anteriormente en la emisora Free Radio Birmingham.