Hay algo bueno y algo malo. Empecemos por lo malo: los mayores son más inteligentes, pero los más pequeños tenemos otras virtudes. Según un estudio publicado por Sunday Times, el hermano más joven es más propenso a tomar riesgos en su carrera y así puede avanzar.

¿A qué se debe esto? Los más pequeños de la familia tienen una tendencia a ser más rebeldes y por lo tanto se animan a más y a transgredir las reglas. Además, son más proclives, según este estudio, a ser sus propios jefes.

En fin, según YourTango los mayores no deberían ponerse mal. La inteligencia puede llevarlos a muchísimos caminos, ¡y eso es grandioso! Lo importante es vivir de lo que amas, si eres millonario o no, bueno eso es otra cosa (Sí, lo digo yo que soy la menor, ¿será por algo?)