GYM

Con todo lo difícil que puede ser por fin te decidiste a ir al gym, pero, llevas 2 semanas y nada, ¡no bajas de peso! Ni un solo gramo. ¿Qué errores estás cometiendo? Estas son las 10 acciones que no te dejan perder kilos.

1. Esperar resultados SORPRENDENTES en unas semanas

Recuerda que el cuerpo necesita tiempo para adaptare al nuevo cambio de hábitos. Los efectos significativos se observan por trimestre así que NO te desesperes.

2. Pagar por adelantado el gym

Antes tienes que informarte sobre el entrenamiento que necesitas, el entrenador que te atenderá, qué aparatos hay, si te sientes o no a gusto. Todo esto lo debes tener bien claro antes de decidir si te inscribes o no.

3. Ir al gym dos o menos días a la semana

Si quieres cambios en tu cuerpo se necesita constancia y esfuerzo. Lo recomendable son 30 minutos, tres veces por semana.

4. Querer un vientre plano pero sólo hacer abdominales

De una vez te decimos que 100 abdominales al día NO te harán tener un vientre plano, debes ejercitar mucho más esta zona y sí, combinarlo con una alimentación adecuada.

5. Comer lo que tu entrenador te recomienda

Generalmente un entrenador tiene nociones básicas de la alimentación pero NO es un experto. Por eso, mejor acude con un nutricionista para que te de la dieta que tu cuerpo y estilo de vida necesita.

6. Decirle NO a las pesas

Mucha gente cree que el cardio es lo único que necesitarán para bajar de peso, pero en realidad también necesitas tonificar tus músculos para tener una figura firme.

7. Sobrevalorar tu fuerza

No te preocupes si cargas poco peso, lo importante es que sea una cantidad que te requiera esfuerzo, pero que también te permita hacer la actividad correctamente.

8. Mantener el mismo ritmo en la bicicleta/caminadora/elíptica

Manejar la misma intensidad en un aparato NO te hará quemar más grasa. Lo ideal es hacerlo por ritmos y velocidades distintas para mejorar tu rendimiento.

9. No hacer estiramientos después de entrenar

No hacerlo puede provocarte lesiones a largo plazo. Realizar estiramientos también alivia tu tensión muscular.

10. Practicar la misma rutina y NO descansar

Lo normal es que te cambien la rutina al mes porque si no, tu cuerpo se acostumbra a ejercicios específicos y ya no tendrás los beneficios que buscas.

También necesitas tomar descansos. No puedes entrenar todos los días pues los músculos tardan en recuperarse y si no descansan podrías lastimarlos.