RECETAS

La semana que viene es noche de brujas, la celebración más tenebrosa de todos los tiempos. Por eso, nada mejor que acompañar los festejos con una deliciosa comida de espanto. En esta oportunidad te enseñamos a preparar unos dedos de salchicha amputados y, para el postre, unos divertidos cake pops de chocolate con forma de calabaza y calaveras. ¡No te lo pierdas!

Dedos de salchicha amputados

Ingredientes: Un paquete de salchichas, almendras laminadas y kétchup o una salsa de tomate similar.

Preparación: Colocar las salchichas ya cocidas en una tabla. Cortar uno de los extremos de cada salchicha, procurando que el corte sea irregular y dejando longitudes algo diferentes entre ellas.

Practicar un corte ligero en la punta que no hemos separado, donde deberá ir la uña. Realizar otros cortes a lo largo del cuerpo de cada salchicha, imitando las líneas de los dedos. El corte más alejado deberá ser más grueso, retirando parte de carne.

Colocar una almendra a modo de uña en cada extremo y del otro lado, untar con kétchup para que parezca amputado.

Cake pops de chocolate con forma de calabaza y calaveras

Ingredientes: Un bizcochuelo de chocolate (¡puedes comprarlo!), 100 gramos de queso crema, palitos de piruleta, chocolate blanco, colorantes alimentarios y glasé real.

Preparación: Triturar el bizcochuelo en una procesadora o con la mano. Añadir el queso crema y mezclar bien hasta que se forme una masa maleable. Tomar porciones pequeñas más o menos del mismo tamaño. Dar a la mitad forma de bolas, y a la otra forma de calaveras, simplemente apretando un poco la parte interna de una esfera y afilando el extremo inferior. Ponerlas en una bandeja y dejarlas enfriar como mínimo una hora en la nevera.

Derretir a baño maría el chocolate y dividir a la mitad para poder agregarle el colorante naranja a una de las partes. Coger un palito, mojar la punta e insertarlo en la base de cada cake pop, con cuidado de no llegar al otro extremo. Sumergirlo en el chocolate, cubrir bien y dejar escurrir un poco. Colocar en una base de poliestireno, cartón o esponja para que se seque. Continuar con el resto. Una vez secas, las podemos decorar para dibujar la cara de calaveras y calabazas usando un glasé teñido de negro o gris, con ayuda de una manga pastelera de boquilla fina.