Si aún no has escuchado la canción Hello, de Adele, es momento de que dejes de hacer online shopping o de pasar horas mirando tu feed de Instagram. Esa canción es la más famosa del momento y no solo ha marcado un récord de ventas sino también ha generado un fenómeno especial: que muchas mujeres busquen hacer contacto con sus exparejas ¡con la idea de reconciliarse!

No podemos negar que desde la explosión de social media (especialmente Facebook) y el uso del buscador de Google, muchas personas han encontrado las herramientas perfectas para rastrear a sus ex o viejos amores y para saber cómo se ven, si están en pareja, si tienen hijos etc. y también en muchos casos, para reconectarse.

La canción de Adele ha hecho que ese “movimiento” se ponga en marcha nuevamente, en especial para muchas mujeres, que tras escuchar Hello (según una encuesta reciente), han sentido la necesidad de contactarse con sus exparejas y procurar una reconciliación.

La encuesta hecha hace pocas semanas indica que más del 60 por ciento de las mujeres encuestadas admitió sentir el deseo de reconectar con un ex y “arreglar las cosas”. (Solo un 17 por ciento de los hombres encuestados dijo sentir lo mismo). La encuesta fue hecha por el sitio de relaciones Whatisyourprice.com y abarcó a más de 40 mil personas.

Según el CEO de este site, la razón por la que las mujeres reaccionan de esa manera es porque basan muchas de sus acciones en emociones y contactar a sus ex les da una sensación de satisfacción en el momento.

¿Pero qué pasa si el ex, al que la mujer quiere contactar, con el que quiere reconectar, está casado?

La encuesta no menciona nada sobre esto, ni si los resultados de la “reconexión” son positivos o negativos. Muchas veces las mujeres son rechazadas lisa y llanamente cuando quieren reconectar con su ex por muchas razones. Otras veces terminan envueltas en situaciones para las que no estaban listas, como un affair o un triángulo amoroso (a veces sabiendo, otras sin saberlo).

Lo cierto es que antes de mandar el mensajito por Facebook o Snapchat, o el email, hay que pensar qué se busca con la reconexión y si es justo hacerlo cuando la persona ya está involucrada en otra relación, tiene hijos y está en otra fase de la vida. ¿A qué mujer le gustaría que alguna ex de su esposo lo buscara tras 20 años para reconciliarse? Adivino que a muy pocas.

Reconectar con un hombre del pasado para hacer las paces y cerrar una etapa puede ser una gran idea, pero la mujer tiene que saber y sentir claramente. Tiene que entender que este reencuentro con su expareja es más que nada el cierre o el final de un asunto pendiente.

Cuando la intención es otra, como reconciliarse o volver a conectar románticamente, si el hombre está casado hay que pensarlo mucho. Muchas personas pueden resultar heridas por un acto impulsivo que lleva a muchas mujeres a creer que tienen el derecho a reconectarse porque son “especiales” o porque saben de alguna forma que su expareja está casada pero no es feliz.

La decisión de hacerlo o no es muy personal, y las razones pueden ser muchas y algunas muy valederas. Lo importante es no olvidarse de que no podemos usar una canción o un post en Facebook como excusa para crear en nuestra cabeza una nueva aventura amorosa o para pasarnos de la raya, lastimando a mucha gente o molestando a alguien que deberíamos haber dejado en el pasado de una vez por todas.

¿Y tú qué piensas? ¿Está bien contactar a tu ex si está casado?