Sí, muchas veces te hubiese encantado regañar al niño de ese vecino que se pasa a tu casa más de veinte veces al día para buscar el balón que siempre, pero siempre, termina en tu jardín. Pero tienes cierto cuidado porque ese niño no es tu hijo. 

Por eso, hoy te contaremos si está bien regañar a un hijo ajeno o no, para que ahora sí le digas a ese niño que tenga más cuidado cuando juegue al fútbol con los amigos.

El mal comportamiento en niños que no son nuestros hijos

Como madres, vivimos rodeadas de niños, por lo que, inevitablemente, nos encontramos ante más niños con mal comportamiento de lo que querríamos y, si ese mal comportamiento afecta a nuestros hijos, no tenemos otra que lidiar con la situación.

Pero, ¿realmente corresponde que regañemos a un niño si no es nuestro hijo? ¿Amerita la situación? ¿Cómo se lo tomarían sus padres? ¿Cómo reaccionaríamos si otro adulto regaña a nuestros hijos? Ajá, muchas preguntas.

Corregir o no corregir, esa es la cuestión

Según una encuesta realizada en Estados Unidos a un grupo de padres, 33% de quienes participaron dijeron que nunca se debería disciplinar al hijo de otra persona a menos que se tenga permiso para hacerlo. Además, un 60% de los encuestados dijo que no se animaría nunca a corregir a un niño ajeno delante de sus padres, ni aunque lastimaran a un hijo propio. Y tú como madre, ¿te animarías?

Sin embargo, según otras opiniones, si está bien corregir a un hijo ajeno cuando está dentro de nuestros límites y rompe reglas que queremos se cumplan dentro de ellos. Por ejemplo, si tu hijo invita a un amigo a jugar a casa y, como el otro niño lo hace en su casa, se ponen a jugar al balón en la sala, estas en tu derecho y podrás regañarlo. ¿Por qué? Pues estan rompiendo una regla que tú ya habías establecido con tus hijos. Así que vete sintiendo contenta, podrás reprender al hijo de tu vecino.

Por otro lado, si nuestro hijo hace algo indebido por ahí, que lastime a alguien o tenga consecuencias malas, nos gustaría que alguien le diga que no debe hacer eso.

Y tú, ¿aceptarías que alguien regañe a tus hijos? ¿Por qué no le preguntas también a tus amigas?Así sabrás qué piensan al respecto.? Comparte el artículo en las redes y averigüemos.