Tus propios pensamientos podrían estar siendo un obstáculo en el camino del éxito. Deja de auto sabotearte con este tipo de pensamientos y verás que tu confianza se elevará.

A continuación te mostraré los pensamientos más comunes que arruinan tu éxito.

“No soy lo suficientemente buena. No merezco esto”

Todo el mundo está asediado por dudas sobre sí mismo en algún momento. Sin embargo, para tener éxito, uno debe elevarse por encima de las dudas y mantener la confianza.

“Ni si quiera debería molestarme en intentarlo”

Renunciar antes de que la pelea haya comenzado es una forma de sabotear el éxito. Nadie sabe de qué está hecho hasta que lo intenta.

“Es demasiado tarde”

Nunca es demasiado tarde para un nuevo comienzo, para aprender algo o para iniciar algo nuevo. Esta es sólo una excusa que frena a los que son demasiado cobardes para tener éxito.

“¿Qué va a pensar la gente?”

Es fácil dejar que las opiniones de los demás influyan en lo que hacemos, y por lo tanto te desanimes. Pero hacer eso es sólo una forma de sabotear tu propio éxito. Toma tus propias decisiones y no dejes que los pensamiento de otros te afecten.

“No voy a terminar a tiempo”

El estar abrumada por la magnitud de una tarea y renunciar a ella sin siquiera intentarlo no es una buena idea. Las cosas no suelen ser tan lentas como parecen. Una vez que comiences, se hace más fácil.

“Si no estoy haciendo suficiente dinero, soy una perdedora”

El éxito no puede ser medido por un indicador financiero. Si te gusta lo que estás haciendo, lo haces con pasión y eficazmente, y poniendo todo, eres exitosa.

“Lo haré mañana”

Es un cliché, pero no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Ya que ese mañana casi nunca llega.