¿Crees en la amistad luego de que se terminó el amor? ¿Hace bien, o hace mal?

Lo real es que la mayoría de las veces, si las parejas terminan es porque algo estaba mal. Y al menos necesitarán un tiempo para poder emprender una nueva forma de relacionarse. Dependiendo de los términos en los que se dio la ruptura, siempre queda un cariño inmenso hacia la otra persona, y una cantidad de recuerdos imborrables. Es necesario enfriarlos para no confundirse y lastimar a la otra persona.

¿Verdaderamente amigos?

Ser o no ser amigos luego de romper es una de las preguntas más difíciles a las que nos vamos a enfrentar. Te aconsejamos que analices súper bien la situación para no herir a la otra persona, o a ti misma.

Si se terminó el amor realmente para ambos puede generarse el vínculo de la amistad, pero si tú o él siguen enamorados, es mejor no probar, al menos al principio, en ser amigos, porque alguno de los dos saldrá lastimado. Cuando las relaciones terminan muy, muy mal no te deberías plantear si ser amigos o no, lo mejor es hacer todo lo posible de olvidarlo. Los problemas que surgían en la pareja probablemente resurjan al iniciar su amistad. 

Si de todas maneras deciden juntos emprender una amistad, ¿qué pasaría si alguno de los dos tiene una nueva pareja? Es difícil, pero si ambos decidieron separarse y ser amigos, y aún te dan celos si lo ves con otra persona, entonces replantéatelo, puede ser que todavía no estés preparada. 

Si han compartido muchas vivencias, es normal que quieras saber de la otra persona. El punto medio es mantener una relación de amistad superficial, recordar y apoyar a la otra persona en momentos que fueron y son importantes, como su cumpleaños, o una fecha significativa. Recibir una llamada, o un mensaje de alguien con quien compartieron tanto es muy emotivo.

Tu círculo, su círculo

¿Qué pasa cuando ambos comparten amistades? Vaya dilema. 

Cuando las relaciones terminan mal, es muchísimo más difícil. Tener una buena relación con tu ex, o si quieren ser amigos, ayuda a que te sientas bien en las reuniones con tus amigos, pero también ayuda a que los demás no pasen momentos incómodos. Si verlo te hace mal, es mejor que por un tiempo, trates de ver a tus amistades por separado hasta que logres pasar un momento ameno junto a todos.