Situada en la parte continental de Brasil, Florianópolis en la capital de estado de Santa Catalina. Al pie del Océano Atlántico, este maravilloso lugar es sinónimo de disfrute en la playa.

La isla de Santa Catalina forma parte de la ciudad de Florianópolis. Allí hay cerca de 42 playas, muchas de ellas en estado virgen y poco conocidas por los turistas, que son un verdadero paraíso terrenal para quienes se animen a descubrirlas.

Las aguas de las playas son cálidas y hay opciones para todos los gustos: se puede nadar, surfear, pescar o dar paseos en barco. Solo hay que elegir la playa indicada. Las más populares son Canasvieiras y Jureré. Joaquina es la mejor para hacer surf.

Pero si te cansas de la playa, Florianópolis te ofrece otras opciones. Puedes visitar la laguna de Conceiçao, que se encuentra en el centro de la isla; ver las fortalezas españolas de los siglos XVI y XVII que se encuentran a lo largo de la costa; o ver el mercado de la ciudad bajo una higuera centenaria.

Para sacarle el mayor provecho a la isla, te recomendamos explorarla en coche.