Según publicó el Daily Mail, Gisele Bundchen, de 32 años, estuvo la semana pasada en una playa de Miami luciendo su hermosa panza de embarazada.

Como siempre, la supermodelo brasileña, una de las mejores pagas del mundo, se mostró divina vistiendo una pequeña bikini atigrada, unas gafas de sol y una capelina de paja para completar el look maternal de playa.

Bundchen espera su segundo hijo junto a su marido, el jugador de fútbol americano Tom Brady.