El Gulash es posiblemente uno de los estofados o guisos de carne más antiguos del mundo. Originario de Hungría, se elabora con carne porcina, cebollas, pimiento y pimentón. Con el paso del tiempo fue evolucionando e incorporando otros ingredientes, como patatas, tomates y  otras especias.

Este platillos es muy conocido también en países como Eslovenia, Eslovaquia, República Checha, Austria, Ucrania y Rumania, donde se conoce como una de las comidas caseras más sencillas y ricas.

Suele ir acompañado por Spaetzel, una pasta típica alemana o con ensalada de patatas y perejil.

Es un plato típico de invierno, como cualquier otro guiso, y sumamente delicioso. ¡Te dejamos la receta!

Ingredientes: 500 gramos de roast beef, tres cebollas, dos dientes de ajo, cantidad necesaria de orégano, una hoja de laurel, cantidad necesaria de tomillo, cuatro cucharadas de extracto de tomate, pimentón y cantidad necesaria de caldo de vegetales.

Procedimiento: Saltear en una olla la carne cortada en cubos. Retirar la carne y, en la misma olla, sudar la cebolla cortada en pluma y el ajo picado. Condimentar con orégano, laurel y tomillo.

Agregar el extracto de tomate, el pimentón y el caldo de vegetales. Incorporar la carne reservada y dejar cocinar durante una hora. ¡Bon appétit!