DESO

Si quieres ahorrar dinero o simplemente incluir algo más natural en tu rutina de belleza puedes preparar tu propio desodorante en casa usando ingredientes sencillos y económicos. Aquí te dejamos algunas ideas para que lo intentes.

Opción 1

¿Qué se necesita? Maicena, bicarbonato de sodio, aceite de coco, aceites esenciales, vitamina E y un bote vacío de desodorante en barra para llenar.

Procedimiento: En un recipiente mezcla ¼ de taza de maicena con ¼ de taza de bicarbonato. Agrega 10 gotas de aceites esenciales (lavanda y limón son buena idea porque además funcionan como antibacteriales). Añade también 2 cucharadas de aceite de coco y unas gotitas de vitamina E (esta te deja la piel bien suavecita, pero si no tienes no lo necesitas).

Mezcla todo hasta formar una pasta dura que puedas meter en tu contenedor de desodorante (con más o menos la misma consistencia a la que estás acostumbrada). Agrega un poco más de los ingredientes secos o aceite de coco para ajustar. Mete el desodorante en el contenedor y listo, ¡pruébalo! Los aceites esenciales pueden ser demasiado fuertes para la piel sensible. Si te molesta disminuye la cantidad de gotas.

Opción 2

¿Qué se necesita? Bicarbonato de sodio, maicena y aceite de té de árbol.

Procedimiento: Mezcla ¼ de taza de bicarbonato con poco más de ¼ de taza de maicena y agrega 10 gotitas de aceite de té de árbol. Este desodorante es diferente porque se aplica con un algodón y te puedes sacudir después (justo antes de vestirte). Es ideal para mantenerte seca y fresca durante los días de calor.

¿Tienes otra receta? ¡Compártela con nosotras!