RIZZO

El año pasado, durante la entrega de los premios a los 50 Mejores Restaurantes de América Latina, la brasileña Helena Rizzo era condecorada como la mejor chef femenina de América Latina. Este año, la destacada cocinera subirá al podio una vez más, sólo que esta vez para recibir el premio como la mejor cocinera del mundo.

Helena nació hace 36 años en Porto Alegre, Brasil. Su vida parecía decidida: sería modelo, y una seguramente exitosa, además. Pero a los 14 años decidió que caminar sobre una pasarela no era su verdadera vocación. Lo que realmente la llenaba era cocinar para su familia y amigos. Fue en ese momento que resolvió convertirse en chef y regalarle su exquisita cocina al mundo.

Como estudiante de cocina, Helena buscó aprender de los chefs más grandes. Así, se coló en las cocinas de los reconocidos chefs brasileños Emmanuel Bassoleil, Luciano Boseggia y Neka Menna Barreto. Después quiso trascender fronteras y viajó hasta Girona, en España, donde fue recibida con los brazos abiertos por los hermanos Roca en el Cellar de Can Roca, el mejor restaurante del mundo. Allí conoció a su marido, el español Daniel Redondo.

En 2006 la pareja abrió su propio restaurante, Mani, en San Pablo. Actualmente, Mani se encuentra en el sitio número 46 de los Mejores Restaurantes del Mundo.

Será mañana, en la premiación de San Pellegrino que tendrá lugar en Londres, Reino Unido, cuando Rizzo reciba el reconocimiento como la mejor chef Veuve Cliqot 2014.