Sevilla, 17 feb (EFE).- El fabricante coreano Hyundai se propone colocar el nuevo i30 -segunda generación- entre los cinco primeros modelos del segmento europeo de los turismos compactos, el de mayor volumen, con una previsión de crecimiento en los dos próximos años de un 7 %, hasta llegar a los 2,4 millones de unidades.

El nuevo modelo de Hyundai protagoniza en Sevilla la presentación internacional dinámica, que durante tres semanas hará pasar por la ciudad andaluza a más de 400 periodistas de toda Europa y a más de 700 concesionarios e importadores.

La segunda generación del i30 llega cinco años después del estreno de este modelo, diseñado en Alemania y dedicado exclusivamente a los mercados europeos, en los que ha vendido más de 400.000 unidades, 115.000 de ellas en el año 2010, con un 82 % de clientes e nueva conquista, procedentes de marcas como Volkswagen, Opel y Ford.

Si el objetivo de ventas para el mercado europeo es el de conseguir la posición del modelo entre los cinco súper ventas, con una previsión de más de 120.000 unidades anuales, la filial española de la marca coreana se ha fijado como objetivo la comercialización para este año de al menos 8.000 unidades, que serán 9.500 con la suma de los actuales i30.

Para el año próximo, primero completo del modelo, el objetivo de ventas para la segunda generación i30 es de 9.500 unidades, en un mercado que difícilmente llegará a las 800.000 unidades, según los cálculos de Hyundai España.

A este primer i30 de cinco puertas se sumarán a partir de junio de este año la carrocería familiar o CrossWagon y en septiembre la variante de tres puertas.

Esta segunda generación del i30, con la que Hyundai luchará por conseguir los galardones de Coche el Año en Europa y en los mercados en los que estará presente, según ha manifestado la filial europea del fabricante japonés, es una berlina totalmente nueva, desde el diseño a los motores.

El nuevo i30 es más largo, más ancho y más bajo que su antecesor, de forma que la longitud total ha aumentado en 20 milímetros, hasta 4,30 metros, la anchura se ha ampliado en 5 milímetros, hasta 1,78 metros, y la altura ha disminuido en 10, hasta 1,47 milímetros reduciendo en la misma proporción la altura de marcha mínima, ahora con una distancia al suelo de 14 centímetros.

La distancia entre ejes se ha mantenido la del modelo anterior, una de las más largas del segmento, con 2,65 metros, y sí han sido incrementados los anchos de vía, con 17 milímetros más en la delantera y 24 más en la trasera.