La ciudad de Iquitos se encuentra en la selva norte, al oriente del Perú. Es capital de la Región Loreto y un lugar ideal para conocer la cuenca de la Amazonía peruana.

La ciudad se halla a orillas de un brazo secundario del río Amazonas, frente a un gran blanco permanente llamado Padre Isla, boscoso y de casi veinte kilómetros de longitud. La ciudad está rodeada de un sin número de ríos y canales menores.

A poca distancia se halla la confluencia del gran río Napo con el Amazonas. En este mundo fluvial, las comunicaciones dependen tanto o más de la navegación que del transporte terrestre, prácticamente inexistente fuera de la ciudad de Iquitos.

Por supuesto, el río y la selva tropical son las atracciones principales y, una vez allí, se puede hacer una reservación con facilidad en uno de los numerosos hospedajes cercanos a la selva.

En Iquitos existe un parque zoológico recientemente inaugurado, así como algunas edificaciones de interés, producto de la fiebre del caucho del siglo pasado, como las antiguas casonas de mosaicos frente al malecón, y la primera vivienda prefabricada de América: la Casa de Hierro, diseñada y construida por Gustave Eiffel y traída desde Europa por partes.

Los viajeros recomiendan visitar el mercado y el “pueblo flotante” de Belén, ver especies coloridas en la granja de mariposas y el centro de rescate de animales, y realizar un crucero por el gran río.