Nació el 29 de diciembre de 1972 en Londres, Inglaterra y ya en su adolescencia incursionó en el mundo del teatro, donde se educó en el oficio de actor. En 1995 le llegó su oportunidad en Broadway, participando en la obra Indiscretions. Así, comenzó a tener relevancia para la crítica.

Volvió a su país y trabajó en varias series televisivas, ganándose el reconocimiento del público inglés. Pero su carrera se catapultó en 1997, cuando encarnó a Alfred Douglas en el film Wild, inspirado en la vida del escrito Oscar Wilde.

A fines de los noventa, la filmografía de Jude ya era bastante amplia. Pero su consagración como verdadera estrella de Hollywood le llegaría con la película The Talented Mr. Ripley, que coprotagonizó junto a Matt Damon y Gwyneth Paltrow. Su papel de Dickie le valieron una nominación a los premios Óscar y otra al Globo De Oro.

El nuevo milenio lo encontró al actor con grandes títulos como Cold Mountain, Closer, The Holiday, Sleuth y My Blueberry Nights. En 2009 encarnó a Watson, el famoso ayudante de Sherlock Holmes en el film Sherlock Holmes, junto a Robert Downey Jr. Además, ese mismo año, volvió a los escenarios de Londres para interpretar a Hamlet en una nueva adaptación de la obra de Shakespeare.

El año pasado se estrenaron dos grandes éxitos: la segunda parte de Sherlock Holmes y Hugo, la primera película en 3D de Martin Scorsese. Y pronto saldrá el film Anna Karenina, la adaptación cinematográfica de la obra de León Tolstói protagonizada por Keira Knightley y en la que Jude participa como Alexei Karenin.

El actor es además uno de los artistas más codiciados del medio debido a su cautivante belleza. Por eso, su vida personal ha sido foco de la prensa, especialmente su relación con la actriz Sienna Miller, que culminó a causa de una infidelidad por parte de Jude.