La Duquesa de Cambridge se estrenó como voluntaria de los Boys Scouts para apoyar las buenas causas del mayor movimiento de jóvenes del mundo.

Recientemente la futura madre asistió a un evento de voluntariado y capacitación de líderes Scouts en la inclemente nieve de Cumbria, un condado en el noroeste de Inglaterra.

Kate lució Jeans, botas, un sombrero verde y varias capas de ropa junto a un accesorio muy importante: su pañuelo rojo, blanco y azul.

La esposa del Príncipe William no ha parado sus compromisos reales a pesar de su embarazo, una vez superados los malestares del inicio.