KIM

Una vez más Kim Kardashian sorprende a sus millones de seguidores con unas selfies. Pero esta vez no fueron unas autofotos con mucha piel, sino unas en las que mostró el regreso de un look tan amado como odiado por muchos: el pelo rubio.

La estrella de 33 años se puso en las manos del estilista Carlyne Cerf De Dudzeele y mostró el cambio con efusividad.

Hasta ahora se desconoce si lo hizo para una sesión de fotos específica o algún trabajo publicitario. ¿Les gusta?

No es de extrañar que Kim haya decidido alejarse por un tiempo prolongado de su castaño natural, ya que a principios de año escribió y justificó porqué de ser rubia.

“Estoy molesta de haberme oscurecido el pelo. Me lo quiero cambiar desde que siento que todo el mundo lo lleva más claro y comenzamos a filmar una nueva temporada de Keeping Up With the Kardashians; quería un look nuevo. Pero ahora extraño el pelo claro. ¡Auxilio! ¿Qué debo hacer? ¿Teñírmelo otra vez de rubio o lo mantengo oscuro y me acostumbro?”, escribió la esposa de Kanye West en la plataforma Mobio Insider.

George Papanikolas y Andy LeCompte fueron los responsables de la tonalidad de color miel con el que Kim debutó en septiembre de 2013.