Un tiempo antes de convertirse en padre, Leo Messi adquirió un lujoso dúplex en la exclusiva zona de Pedrables para vivir junto a su pareja Antonella Roccuzzo y su pequeño hijito.

La casa es espectacularmente grande, pues quizás la intención sea seguir agrandando la familia.

Además, la casa se encuentra en un lujoso barrio de Barcelona, donde viven las personas de muy alto poder adquisitivo de la ciudad, sobre todo en la avenida Pearson. En este barrio se encuentra la majestuosa mansión del Consulado de los Estados Unidos y el palacio que donde vivieron por un tiempo los Duques de Palma.

El dúplex que ha adquirido el jugador argentino tiene más de 400 metros distribuidos en dos plantas y se encuentra dentro de una finca que cuenta con apenas dieciséis vecinos.

La nueva residencia del actual balón de oro es muy espaciosa, dispone de cuatro amplias habitaciones y de un jardín, como se merece un gran futbolista.