comidaFrancesa
La tradición gastronómica francesa ha demostrado con creces su calidad y buen gusto. Conoce aquellas sabrosas opciones que no se encuentran en cualquier menú.

Sopa de cebolla francesa. Un clásico de la legendaria cocina de Francia. Pruébala en un día frío y amarás París todavía más.

Tarta de roquefort y peras. Una combinación única de sabores que puede combinarse perfectamente con ensaladas múltiples. Para los fanáticos del roquefort, será una verdadera forma de redescubrir su peculiar sabor.

Magret de Pato con papas confitadas y manzanas. Agridulce y jugoso, así sentirás este plato cuando cruce deliciosamente tu paladar. El corte de carne proviene de la parte más musculosa de la pechuga, así que imagínate lo apetitoso que resulta el plato.

Estofado de Jabalí al vino tinto. Ideal para los más carnívoros, y para los amantes de los sabores intensos. Acompañado por un buen vino, resulta una experiencia inolvidable, que dejará satisfecho hasta al más exigente de los comensales.