La princesa del pop es dueña de una inmensa mansión ubicada en una comunidad privada de Thousand Oaks, California.

La propiedad fue adquirida por Britney el año pasado, cuando todavía estaba de novia con Jason Trawick y tenía intensiones de agrandar la familia. Costó 8 millones y medio de dólares y cuenta con más de 2.500 metros cuadrados.

Además del lujo y la vista que se puede apreciar en las imágenes, la casa tiene cinco dormitorios, siete baños, una bodega, cine y una inmensa piscina. También hay una parrilla, oficinas separadas de la casa y espacios cubiertos y descubiertos dentro del living.

Por supuesto, la propiedad cuenta con seguridad privada, para mantener alejados a los paparazzi de la intimidad de la estrella del pop.