Nacida en Atlanta, Georgia, esta pequeña actriz de apenas quince años, promete forjar una larga trayectoria en el futuro. En 2001, Chloë Moretz se trasladó con su madre y su hermano mayor desde su país de origen a Nueva York. Fue allí donde tomó su primer contacto con el mundo artístico de la mano de su hermano, quien había sido admitido en una famosa escuela de interpretación de la ciudad. En 2003 decidieron mudarse a Los Ángeles donde Chloë se inició en la actuación.

Su primera participación en Hollywood fue el papel cinematográfico de Molly en la película Heart of the Behonder. Pero su salto a la fama lo consiguió el año pasado al interpretar a Isabelle, una pequeña niña curiosa y aventurera, en la película Hugo, de Matin Scorsese.

El mes pasado, se estrenó la película Dark Shadows de Tim Burton, donde Chloë encarna a Carolyn Stoddard, la hija adolescente de Elizabeth, y ya tiene confirmados varios papeles para futuros films de la industria norteamericana.