La cantante colombiana cuenta con varias casas tanto en su país natal como en Estados Unidos y Uruguay.

Pero la vivienda que más se destaca entre todas es la que posee en Miami.

Shakira adquirió esta mansión en 2003, cuando todavía mantenía una relación con el argentino Antonio de la Rúa, por tres millones de euros. Está ubicada en la paradisíaca costa norte de la bahía de Miami, donde viven otras estrellas como Ricky Martin o los hermanos Gibb de Bee Gees.

La residencia tiene tres dormitorios, cuatro baños, piscina, embarcadero privado y está rodeada de árboles y palmeras para alejar las miradas de los curiosos. Además, cuenta con extremas medidas de seguridad, para que ningún paparazzi pueda espiar.