Ubicada a lo largo del Mar Caribe, la Riviera Maya es una de las zonas más visitadas de México, tanto a nivel nacional como internacional. Y es que sus paisajes paradisíacos de mar y arena son el motivo para que millones de turistas elijan a la Riviera Maya como un destino imperdible.

Pero además, este sitio costero posee un sinfín de atractivos de todo tipo, que mezclan la sofisticación de los mejores hoteles, la aventura en el mar y el encuentro con la antigua cultura maya.

A nivel arqueológico, el principal punto que se puede visitar es el Tulum, una ciudad amurallada erigida junto al mar por los antiguos pobladores mayas. Pero también, se encuentra el parque eco-arqueológico de Xcaret, donde se pueden desarrollar un sinfín de actividades super interesantes y variadas. Este parque conserva gran parte de la cultura ancestral, que se puede ver a través de los recorridos por los diferentes sitios arqueológicos. La flora y la fauna típica también habitan las profundidades del lugar. Uno de los servicios más solicitados es el nado con delfines. Xcaret garantiza un paseo inolvidable para cualquier amante de la aventura.

En cuanto a Playas, Akumal no solo es un paraíso de aguas verdes y arena fina y blanca, sino que es el lugar donde todos los años convergen miles de tortugas para cumplir su ciclo reproductivo. Un paisaje ultra natural, protegido por arrecifes costeros, donde se puede bucear y conocer la fauna marina autóctona.

Por último, Cobá es una verdadera joya arqueológica. En lo más profundo de la jungla mexicana se han hallado una serie de templos mayas. Aquí, el contacto con el mundo antiguo está garantizado.

La Riviera Maya cuenta además con una oferta hotelera de lo más lujosa, la mayoría con el sistema de all inclusive y servicio de spa para relajarse junto al mar. Así, este lugar es un destino imperdible para los viajeros más exigentes.