EJERCICIO

Siempre hay una excusa para no hacer algo que odias, y aunque sabemos que todas nos tenemos que mover para conservar una buena salud, la verdad es que a muchas de nosotras el ejercicio no nos gusta. Estas son algunas de las excusas más comunes que ponemos para no levantarnos del sillón y hacer ejercicio. ¿Eso es lo que estás pensando en este momento? ¡Es excusa!

1. Es tardísimo y apenas vengo llegando del trabajo

No tenemos tiempo de salir a caminar media hora, pero sí de ver tres episodios de nuestra serie favorita.

2. Ya me bañé en la mañana y me voy a arruinar el cabello si lo vuelvo a lavar

Puedes bañarte en la noche y ya no lavarte el cabello al día siguiente… o comprar shampoo en seco… o caminar en lugar de correr…

3. Me está por venir la regla

No te ha bajado todavía pero sabes que está por llegar y eres incapaz de ponerte un panty e ir a moverte un poco.

4. Tengo mucho trabajo y necesito llegar temprano a la oficina

La hora que pasas pidiéndole 10 minutos más al despertador es suficiente para hacer un poco de ejercicio.

5. Comí mucho y voy a vomitar

Ve al gimnasio antes de comer o sal a caminar hasta que bajes lo que te comiste.

6. Es mejor empezar en lunes

Es mejor empezar el día que te diste cuenta de que tu abuelita se cansa menos subiendo escaleras que tú.

7. Hoy me planché el pelo y no me lo pensaba lavar

Es mejor ser una sana malpeinada que morir de diabetes a los 50 con el peinado perfecto.

8. Tengo que ir al súper

Caminar entre los pasillos mientras escoges tu caja de cereal no es el equivalente a media hora de ejercicio.

9. No tengo calcetines limpios

Es mejor tener pies apestosos que no poder caminar de la puerta de la casa al coche sin respirar como rinoceronte.

10. No tengo dinero para el gimnasio

Afortunadamente, la banqueta es gratis.

¡Cuéntanos! ¿Cuál es tu excusa favorita?