VIAJES

Estamos acostumbrados a ver fotos de ciudades del mundo a plena luz del día pero, ¿y por la noche? ¿la ciudad se esconde en algún sitio? Pues lo cierto es que no y que muchas de esas ciudades, al caer el sol, son incluso más espectaculares de lo que se mostraban en un primer momento. Por eso, en la recopilación de esta semana te traemos algunas de las ciudades favoritas para visitar de noche.

Río de Janeiro

La ciudad de moda por el Mundial de Fútbol 2014, es también una de las ciudades con mejores vistas de Sudamérica. Desde el Cristo Redentor, por ejemplo, se tienen unas vistas impresionantes de la ciudad. Y de noche, cuando las luces se encienden y es la luna la que alumbra el paisaje, ya es indescriptible.

Hong Kong

El skyline de Hong Kong es espectacular. Numerosos rascacielos peinan el cielo que cubre la ciudad. Y al llegar la noche la cosa cambia incluso para mejor: en el muelle de Tsim Sha Tsui todas las noches se hace un espectáculo de luz y sonido en el que los edificios de la isla de Hong Kong se iluminan al compás de la música.

Berlín

Berlín es uno de los destinos más de moda de Europa. Su catedral o la Puerta de Brandeburgo son monumentos con una gran carga cultural e histórica y, está claro, preciosos. Por las noches también, pero si es en octubre todavía son más espectaculares. Y es que, durante ese mes, la capital alemana celebra el Festival de las Luces, momento en el que todos los monumentos más importante de la ciudad se iluminan llenos de color y montajes visuales.

Toronto

La ciudad más grande de Canadá y una de las urbes con mejor calidad de vida de Norteamérica. De sus rincones más famosos hay que destacar por encima de todos la Torre CN, la segunda torre más alta del mundo que rompe el skyline de Toronto hasta formar un paisaje casi alienígena.

Shanghái

La ciudad más poblada de China tiene una de las vistas panorámicas más impresionantes del mundo, llena de extraños edificios que bien podrían estar sacados de cualquier película de ficción. En sus calles, las luces de neón y los carteles luminosos le dan un toque todavía más futurista.