Al igual que la naturaleza, que viste al campo con bellos colores, el ser humano adorna sus ciudades para hacerlas más bonitas porque, al fin y al cabo, ¡nos encanta el color!

Por eso, si te encantan los destinos que hacen del paisaje una verdadera pintura colorida, no puedes dejar de pensar en estos lugares para tu próximo destino de viaje. ¡Acompáñanos en este recorrido!

Riomaggiore

Situada en la región italiana de Liguria, Riomaggiore es un pequeño pueblo de apenas 1.750 habitantes que te enamorará en cuanto pongas el pie en él. Las casas de colores encajadas en las empinadas calles que van del idílico malecón a lo alto de la montaña son el principal atractivo de este pequeño pueblo costero enclavado entre los acantilados de Cinque Terre. Su aire a pueblo de juguete hace de Riomaggiore un destino turístico muy popular que fascina a grandes y pequeños.

Jodhpur

La ciudad india de Jodhpur está situada en el desierto de Thar a 335 kilómetros de la capital. Es un destino muy turístico debido a la gran cantidad de fortalezas, palacios y templos, entre los que destaca el Fuerte de Mehrangarh, lugar desde donde está tomada la fotografía. Se la conoce como “La ciudad del Sol” debido al clima seco y caluroso. El color azul de las casas se debe a una cuestión de castas: los brahmanes, casta más importante de las cuatro formada por asesores del rey y sacerdotes, colorearon sus fachadas de azul para diferenciarse del resto. Sin embargo, esta costumbre se acabó generalizando con el pretexto de que el color azul ahuyenta al calor y a los mosquitos. Hoy en día se mantiene esta tradición por motivos turísticos.

Longyearbyen

“En la sencillez está el gusto” es el refrán que bien podría definir a Longyearbyen, el mayor asentamiento del archipiélago de las islas Svalbard, situadas en el Océano Glaciar Ártico. Los habitantes de este asentamiento noruego, cansados de la monotonía monocroma del habitual paisaje nevado, decidieron un día armarse con brochas y cubos de pintura para darle color a sus vidas. El resultado fue una maravillosa imagen invernal decorada con casas de vivos colores.

Jaipur

Conocida como “la ciudad rosa”, Jaipur es la capital del estado indio de Rajastán. El color rosado de las paredes de los edificios de esta ciudad se debe a que fue construida con estuco rosado para imitar la arenisca. Sin embargo, más allá del carácter práctico de esta curiosidad, la ciudad decidió adoptar este color como símbolo de hospitalidad tras volver a pintar sus paredes de rosa para la visita del príncipe de Gales en 1905. El edificio emblema de esta ciudad es el Hawa Mahal o “Palacio de los vientos”, construido en 1799 para que las mujeres del harén de Palacio pudieran observar la vida cotidiana de las calles sin ser vistas.

Chaouen

Cerca de las montañas del Rif en Marruecos nos encontramos un municipio de característico color azul llamado Chaouen. La ciudad mantiene su aspecto medieval debido a que durante bastante tiempo después de su fundación en 1471 se prohibió la entrada a cualquiera que no fuese de allí. Originalmente poblada por musulmanes y judíos, esta ciudad es hoy un atractivo turístico para todos aquellos que visitan Marruecos.