comidas

Te invitamos a conocer los alimentos más exclusivos del planeta. No son sólo los más caros sino que, además de ser exquisitos y extravagantes, son muy difíciles de conseguir, lo que los hace exóticos y muy valiosos.

1. Caviar Almas. Hay distintos tipos de caviar, pero este es el más caro de todos los que existen en la tierra. Es el caviar Almas que, en ruso, significa “diamante”. Proviene del pez esturión Beluga albino del Mar Caspio, y sus huevas se distinguen por tener un color sorprendentemente claro. Hasta su packaging es asombroso: se vende en latas de oro de 24 kilates. Se consigue en Londres, Inglaterra, y su precio ronda entre los 16 mil y los 25 mil dólares americanos por kilo.

2. Hongos Matsutake. De origen japonés, es un hongo que crece al pie de los pinos y se alimenta de materiales del piso forestal y de las hojas que caen. Son difíciles de cosechar y se producen menos de mil toneladas al año en todo el mundo. Entre más fuerte es su aroma, mejor calidad y más alto es su precio. Menos de medio kilo cuesta 2 mil dólares. Son muy apreciados, ya que siempre fueron asociados a la longevidad.

3. Sandía Densuke Black. Es una fruta que crece en la isla japonesa Hokkaido y se producen apenas 10 mil unidades al año. Como su nombre lo dice, es una sandía negra porque su cáscara es de dicho color, sin rayas y muy gruesa; por dentro es de color rosa y tiene mucho jugo. Regalar una de estas frutas es muestra de respeto y, claro, de alto poder adquisitivo, ya que una sola cuesta alrededor de 250 dólares.

4. Un omelette de mil dólares. ¿Pensabas que un omelette se hacía solamente con un par de huevos y un poco de queso? En el restaurante Parker Meridien de Nueva York son pocos los que se atreven a pedir lo mejor del menú: un delicioso omelette que tiene como ingredientes seis huevos, caviar Sevruga y una langosta entera. Aún más increíble es su precio, ya que cuesta ni más ni menos que mil dólares. Claro que el lugar donde lo realizan es súper exclusivo.

5. Nuez Macadamia. Es la más cara del mundo y proviene del árbol de macadamia, que produce el fruto después de casi 10 años, en condiciones climáticas muy particulares. Necesita que llueva constantemente y que el suelo sea súper fértil. El costo de un kilo de este producto supera fácilmente los 3 mil dólares.