1. Cuando era pequeño, el actor español quería ser futbolista. De hecho, había empezado a jugar en un club y le iba muy bien. Pero a los catorce años sufrió una fractura de pie y sus sueños se desvanecieron. Unos años después, decidió probar con la actuación… ¡una excelente decisión!

2. Debutó en el cine anglosajón con el film Los reyes del mambo en 1992. En ese entonces, su inglés era muy malo, por lo que tuvo que aprender el libreto fonéticamente.

3. Es un apasionado del mar y cuando su trabajo se lo permite acompaña a su hermano a navegar en el barco que el actor le regaló.

4. Su pueblo natal, Benalmádena, le dedicó una calle con su nombre. ¡Increíble!

5. Es fanático de su país. “Me siento orgulloso de mi sangre y de mis raíces” dijo hace unos años durante una entrevista. Y sus gustos lo demuestran. Le encanta Federico García Lorca y admira a Pedro Almodóvar; su lugar en el mundo es España y su comida favorita es la tortilla de papas. ¡Todo un ícono del país ibérico!