Algunas veces el trabajo, los estudios y las ocupaciones no nos dejan tiempo para el ejercicio, pero ¡esto no quiere decir que no puedas ponerte en forma! Utiliza estos 5 tips para quemar calorías dentro de tu rutina diaria.

1. Camina al trabajo

Si tienes la opción de llegar a tu oficina o a la universidad a pie ¡no lo pienses dos veces! El caminar ayuda a bajar el colesterol, disminuye medidas de cintura e incluso puede mejorar tu humor. Si no puedes caminar al trabajo, intenta utilizar otros medios de transporte como la bicicleta o por lo menos estaciona tu auto lo más lejos posible de la entrada.

2. Utiliza las escaleras

¡No están ahí solo para emergencias! El subir y bajar escaleras es un excelente ejercicio que tonifica tus músculos además de disminuir los riesgos de un paro cardiaco. Si tu departamento u oficina se encuentran en un piso muy alto sube todos los escalones que puedas y después toma el elevador. Con el tiempo tus piernas se harán más fuertes y podrás llegar hasta el último piso.

3. Pilates en el escritorio

Si tu trabajo te lo permite, sustituye tu silla en la oficina por una pelota de Pilates durante media hora cada día. La fitball ayuda a ejercitar piernas y abdomen. Además, ¡es divertido!

4. Trabajo en casa

El limpiar tu cuarto no siempre tiene que ser algo tedioso. Prende tu iPod, toma la escoba y ¡a limpiar se ha dicho! Estos movimientos queman más calorías de las que te imaginas y el tener una casa limpia ayuda a aumentar tus niveles de energía.

5. Adopta un perro

Además de ser excelente compañía, los perros necesitan salir a caminar. Ve a tu centro local de adopción y lleva a casa un compañero de caminatas. ¡Puedes darle un hogar a una mascota mientras te ejercitas!