las-mejores-recetas-con-quinua

La quinua es un cereal que cada vez gana más terreno en la dieta diaria, gracias a sus proteínas, calcio, hierro, fósforo y magnesio. Algunas personas reemplazaron el arroz y las pastas por este producto andino que aporta mucha fibra y es de fácil digestión.

Mientras menor proceso de cocción tenga, aportará más beneficios saludables, por eso sólo basta cocinarla para sacar la saponina (sustancia que aporta lo amargo) y servir en platos frescos o rellenar otros ingredientes.

¿Cómo cocinarla?

Para una taza de quinua en granos: Colocar la quinua en un colador y lavar con abundante agua fría para que le saque lo amargo. Repetir si aún queda espuma provocada por la saponina. Dejar que se escurra el agua. Tostar en un sartén con una cucharada de aceite de oliva hasta que se evapore el agua. Agregar dos tazas de agua caliente y dejar hervir. Cocinar tapada a fuego mínimo por 15 minutos. Dejar reposar y separar los granos con un tenedor.

Importante: Con la cocción, la quinua aumenta el triple su medida. Se necesita el doble de agua a la medida de la quínoa en grano.

Está en tus manos convertirla en la reina de ensaladas, rellenos, sopas y postres. Mira todo lo que puedes hacer con este maravilloso ingrediente:

Ensaladas. A casi cualquier ensalada puede agregársele quinua como un ingrediente más. Prueba solo con hojas verdes y buen puñado de quinua con una vinagreta y quedará una receta exquisita. También se puede combinar con espinacas y queso parmesano; o algo más mediterráneo, con garbanzos, zanahorias, aceituna, cebollas, queso y rúcula.

Rellenos. La quinua es ideal como relleno de otros alimentos. Mezclada con queso, tomates, cebollas o la pulpa del alimento a rellenar, resulta un buen ingrediente para rellenar paltas, morrones, tomates, zapallitos y empanadas veganas con acelga o espinaca.

Sopas. Deliciosa en sopa de almejas con caldo de pescado y perejil. Con zanahoria, puerro y apio para un caldo de verduras en invierno. Para una sopa de domingo: con papas, cebollas, ajos y demás ingredientes cocinados con carne de res y huesos.

Hamburguesas. Combina un buen puñado de quinua con carne picada y prueba las mejores hamburguesas. Para veganos y vegetarianos: mezclar con morrón rojo, cebolla picada, zanahoria rallada, orégano, sal, pimienta y harina de garbanzos.

Postres. En algunas ocasiones sustituye a la harina. Puedes probar las galletas con avena y chispas de chocolate, flan de quinua o barritas de chocolate. ¡Olvídate del arroz con leche! Prepara quinua con leche de coco, mango y menta.