La lasaña es un tipo de pasta típica italiana, que se sirve en láminas y posee forma cuadrada. También es un platillo italiano hecho con esta pasta intercalada con salsa boloñesa y bechamel.

A veces, se le suele agregar verduras o pescados, y se termina con queso para gratinar en el horno.

Es una excelente opción para preparar en una ocasión especial, sobre todo si hay muchos invitados. Las láminas de lasaña se consiguen en cualquier mercado y son muy fáciles de hacer.

Aquí te dejamos una deliciosa receta de lasaña.

Ingredientes: 18 placas de lasaña, 150 gramos de queso parmesano, sal y pimienta. Para la boloñesa: 500 gramos de carne picada de cerdo, 75 gramos de aceite de oliva, 120 gramos de zanahorias, 120 gramos de cebolla, 120 gramos de champiñones, un diente de ajo, una berenjena y 500 gramos de tomate triturado. Para la bechamel: 250 centímetros cúbicos de leche, cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos cucharadas de harina y 50 gramos de cebolla.

Preparación

Para la boloñesa: colocar en una sartén con aceite la cebolla picada y el diente de ajo. Cuando empiece a tomar color, añadir la zanahoria y la berenjena cordada en cubitos pequeños, y los champiñones en láminas. Luego, agregar la carne molida y cocinar bien. Por último verter los tomates triturados y mantener sobre el fuego durante quince minutos. Sazonar con sal y pimienta (si quieres, puedes agregar un poco de orégano), y reservar.

Para la bechamel: Poner a calentar el aceite de oliva en una sartén y cocinar la cebolla picada. Retirar y en la misma sartén colocar la harina y la leche. Sazonar y mantener en el fuego removiendo constantemente hasta que la mezcla espese. Sacar del fuego e integrarle las cebollas ya cocidas.

Armado: En una fuente apta para horno, cubrir el fondo con láminas de lasaña y colocar abundante salsa de carne. Volver a cubrir con la pasta y repetir el procedimiento hasta completar cuatro capas (depende del alto del molde). Por último, cubrir con la salsa bechamel, espolvorear con queso parmesano rallado y hornear a 180° durante quince minutos o hasta que quede bien doradita. ¡Y a disfrutar!